Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Hace no pocos años, pasar de un cupé o un sedán a un coche familiar era como pasar de la juventud a la madurez, renunciando a una conducción más placentera por otra más rutinaria. Pero el Nuevo Volvo V60el coche de las generaciones del siglo XXI, supone una renovación en sí mismo del concepto de vehículo familiar: elegancia, deportividad, versatilidad.

Y en ello, la tecnología tiene buena parte del mérito. Tomándolo como referencia, vamos a repasar las distintas innovaciones con las que podremos seguir viviendo emociones fuertes a bordo de un confiable familiar.

1 – Son los coches con más tecnología

Por diversos motivos que iremos viendo en los siguientes puntos, los coches familiares son los que, a la postre, cuentan con mayores innovaciones tecnológicas en su interior. Para proteger a los más pequeños, para mejorar la maniobrabilidad de vehículos más grandes de lo normal, para contar con más opciones de entretenimiento para toda la familia… la verdad es que el coche familiar ha sido el banco de pruebas de muchas de las innovaciones técnicas que hoy disfrutamos de serie.

Tecnologías como el Sistema de Información de Punto Muerto (BLIS), el Driver Alert Control (DAC) o el Cross Traffic Alert (CTA) han sido acogidos en modelos familiares como el V40, V70 y por supuesto el nuevo V60.

2 – Ofrecen mayor comodidad al conductor

Los coches familiares son vehículos pensados para viajar con toda la familia. Y realizar estos largos trayectos puede resultar extenuante hasta al más experto de los conductores. Por eso, los vehículos familiares suelen ir equipados con sistemas que facilitan y hacen más cómoda la circulación a los conductores.

En el Nuevo Volvo V60 esto se traduce en tecnología aplicada al confort: su consola de pantalla táctil, tan sensible que puede ser usada con guantes; la pantalla de visualización digital frontal detrás del volante, que ajusta el brillo de acuerdo a las condiciones lumínicas; o el control por voz de las distintas funciones del coche. De lo que se trata es que conducir largos trayectos sea lo menos fatigoso posible y sí suponga una placentera experiencia.

3 – Tienen más opciones de entretenimiento

Si tenemos un vehículo familiar, es porque tenemos la necesidad de realizar desplazamientos con toda la familia. Ello implica viajes que se hacen más largos de lo debido, chavales que se aburren con demasiada facilidad, o cedés de música que se terminan demasiado pronto. Por todo ello, los fabricantes cada vez incorporan más opciones de entretenimiento para todos los ocupantes.

En el caso del Nuevo Volvo V60, además de poder conectar nuestro smartphone Apple o Android, se nos ofrece la opción Sensus Connect, con apps como Spotify y otras adiciones para escuchar la radio, audiolibros, podcast… Además, disfrutaremos de todo ello con sistemas de audio de Bowers & Wilkins y de Harman Kardon, con ajustes automáticos, cancelación de ruido externo, diferentes modos de sala etc. Ideal para las nuevas generaciones de padres, más dados a acudir con sus hijos a festivales que a resorts hoteleros.

4 – Son más fáciles de maniobrar

Antiguamente, los vehículos familiares tenían fama de ser incómodos de maniobrar y de ofrecer menos visibilidad por su mayor tamaño y por el diseño de su forma trasera. Y quizás por eso, los modelos familiares como las rancheras o las station wagon han incorporado tradicionalmente sistemas que mejoraban su maniobrabilidad.

El Nuevo Volvo V60, que cuenta con cámara 360º , nos permite ver nuestro entorno en la pantalla de la consola central, algo especialmente útil cuando debemos maniobrar en espacios reducidos. Pero si al aparcar queremos ir más allá, el familiar de Volvo no prescinde del Asistente en el Aparcamiento. Sus sensores nos ayudan a medir los espacios para aparcar, y el asistente nos ayudará realizando la maniobra de aparcamiento, indicándonos cuándo acelerar o frenar.

5 – Protegen a toda la familia

Porque un coche familiar busca precisamente eso, acoger a toda la familia con todas las garantías de seguridad que ya ofrece al conductor. En el Nuevo Volvo V60 lo consiguen con una celda de seguridad de acero de boro de alta resistencia, que rodea al conjunto de los ocupantes y los protege de colisiones tanto traseras como delanteras.

Y más que eso, pues ofrecen soluciones especialmente idóneas para los más pequeños, como los cristales tintados que les protegen de la radiación ultravioleta; o la rejilla de acero adicional, que te ayudará a transportar con seguridad al miembro más peludo de la familia: tu mascota.

6 – También son para la ciudad

Los modelos de menor tamaño y potencia suelen ser denominados “urbanos” o “para la ciudad”, asumiendo que sus menores prestaciones los hacen menos aptos para salir a carretera o hacer largos viajes. Y es cierto que la ciudad tiene sus propias características para las cuales estos vehículos son más que suficiente, pero eso no quiere decir que vehículos más potentes o de mayor envergadura no tengan su cabida para la ciudad.

Los sistemas de seguridad habituales en los vehículos familiares son ideales para prevenir los incidentes típicos de la urbe: niños detrás de una pelota, ciclistas fuera del carril bici, perros y gatos que salen de entre los coches, peatones despistados con el móvil… Sistemas como el City Safety de Volvo consisten precisamente en ello, prevenir al conductor de colisiones inminentes y frenar automáticamente si este no lo hace a tiempo.

7 – Ponen la tecnología al alcance de toda la familia

Conducir un buen vehículo es una experiencia que puede ser muy gratificante y emocionante, pero eso no quiere decir que el resto de pasajeros no puedan disfrutar de las bondades de un buen coche, y más aún de su tecnología. Por eso los vehículos familiares están pensados para que todos los ocupantes puedan disfrutar de todos sus avances.

En el Nuevo Volvo V60 la consola táctil se encuentra accesible en la posición central, los altavoces están repartidos por todo el habitáculo y las opciones de música en streaming están abiertas a todos los miembros de la familia. Si después hay que negociar para cambiar el volumen o escoger la música, es otro cantar.

8 – Ofrecen diferentes formas de conducir

Los coches familiares pueden ser para ir de vacaciones con toda la familia. O para ir al trabajo tras dejar a los niños en el cole. O para una escapada romántica con tu pareja. Las circunstancias pueden ser muchas, y los fabricantes, sabedores de ello, lo tienen en cuenta a la hora de diseñar sus vehículos. Por eso cada vez más los coches familiares ofrecen distintas alternativas de configuración, que se adapten a las nuevas generaciones de familias, con estilos de vida activos y dinámicos.

Un ejemplo claro es el Nuevo Volvo V60, que ofrece diferentes combinaciones de configuración para el motor, la transmisión automática, la dirección, el control de estabilidad… Incluso puedes crear tus propias combinaciones, para una conducción a medida para tu estilo.

9 – Cuentan con ingeniosas soluciones para optimizar la carga

Que los coches familiares son más grandes y cuentan con más maletero que un utilitario normal, es de cajón. Pero precisamente porque las necesidades de una familia son mayores y muy diversas, muchos vehículos de este tipo cuentan además con opciones y alternativas que optimizan más aún la carga en el espacio de almacenaje.

El compartimento del Nuevo Volvo V60, con 529 litros de capacidad en su configuración estándar, puede alcanzar los 1.300 litros cuando los respaldos se pliegan electrónicamente y los reposacabezas se retiran automáticamente. Sin complejidad y sin esfuerzo. Si además hacemos uso de la opción Entrada Sin Llave, podemos abrir y cerrar el portón con un simple gesto del pie bajo el parachoques.

10 – Son más eficientes y limpios

Un padre o madre de familia siempre quiere lo mejor para sus hijos, y ello también implica querer dejarles un mundo mejor. La conciencia medioambiental es cada vez más frecuentes entre los conductores de todo el mundo, pero está especialmente agudizada en padres y madres, que buscan en todo momento el bienestar de los más pequeños. Por eso cada vez son más frecuentes las versiones híbridas en los modelos familiares.

No solo ayudan a la economía familiar gracias al menor consumo, sino que permiten una conducción más responsable y coherente con estos valores (con hasta un 30% menos de emisiones). En concreto, el Nuevo Volvo V60 cuenta con la versión T8 Twin Engine, un híbrido enchufable que ofrece lo mejor para la distintas circunstancias que se nos pueden presentar: un día a día cien por cien eléctrico, largos trayectos sin preocupación por la autonomía, o momentos comprometidos solventados con el modo Power, que combina la potencia de ambos motores.