Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Cuando hablamos de coches urbanos o para la ciudad solemos referirnos a modelos de reducidas dimensiones y con la potencia justa para circular por las calles. La etiqueta ha sido tantas veces utilizada que es difícil pensar en una opción más grande. Pero esto cambia con vehículos como el Nuevo Volvo V60, un familiar con el que, gracias a la tecnología, nos moveremos por la urbe como pez en el agua.

Control por voz: control sin apartar la mirada

Los automóviles tienen cada vez más opciones y esto puede resultar algo abrumador. Con el Nuevo Volvo V60, tan dotado de innovaciones tecnológicas y posibilidades de configuración, podría pasar algo similar, pero para evitarlo nos permite utilizar la forma más fácil e intuitiva que tenemos las personas de comunicarnos: hablar.

El Nuevo Volvo V60 cuenta con una función de control por voz para manejar las diferentes funciones del vehículo: desde el manos libres para hacer llamadas hasta el navegador GPS, pasando por las funciones más cotidianas como poner la radio o encender la calefacción. Además reconoce nuestra forma de hablar natural, sin necesidad de aprender comandos.

Una consola para manejarlos a todos

Pero no es la única forma de utilizar sus funciones, también está disponible la tradicional a través de los controles. En el Nuevo Volvo V60 se encuentran en la consola central, un centro de control con el podremos interactuar a través de una pantalla táctil de 9 pulgadas de gran definición y sensibilidad (podemos usarla incluso con guantes). Todo está pensado para ponernos las cosas fáciles, desde una intuitiva interfaz hasta un recubrimiento especial que impide el deslumbramiento.

El Nuevo Volvo V60 también cuenta con la opción de incorporar Sense. Un sistema que dota al vehículo de conectividad y multiplica las opciones de entretenimiento, navegación y servicios en general, con la posibilidad de incorporar aplicaciones como si de un smartphone se tratara.

Más facilidad para conducir, menos estrés para circular

Conducir por el centro de la ciudad puede llegar a ser muy estresante. El tráfico, los peatones, los semáforos, los otros vehículos… hacen que tengamos que conducir pendientes de mil cosas. Por eso cada vez son más frecuentes los sistemas de asistencia a la conducción, que nos ayudan en ciertas tareas, llegando incluso a automatizarlas.

Volvo nos presenta bajo el concepto de Intellisafe una serie de sistemas de conducción semi-autónoma muy útiles en la ciudad. Tanto que podrían llegar a convertirse en imprescindibles. Es el caso por ejemplo del Control de Velocidad Constante Adaptativo, que alcanza su máxima utilidad en los atascos típicos de la hora punta, manteniendo la distancia de seguridad con el vehículo de delante, acelerando y frenando para ajustarse al ritmo del tráfico.

También nos ayudará la cámara con visión en 360º. ¿Te imagináis doblando esquinas con tú vehículo por las estrechas calles de un casco antiguo? Esta cámara ofrece una vista panorámica del perímetro del Nuevo Volvo V60 para controlar el espacio y los obstáculos. También será un apoyo para aparcar, aunque para eso contamos con el Sistema de Asistencia en el Aparcamiento. Lo que hasta hace poco nos parecía ciencia ficción, ahora es realidad con este sistema que nos dice si un hueco es lo suficientemente espacioso, y toma el control del volante para realizar la maniobra a la perfección.

La tecnología de nuestro coche, al servicio de los demás

Pero si hay algo realmente problemático en la ciudad, es el alto número de atropellos y colisiones por alcance. Por desgracia, por mucho que pongamos de nuestra parte, en el tráfico de la ciudad intervienen otros usuarios que a menudo presentan un comportamiento impredecible.

Algunos fabricantes llevan tiempo ideando formas de ayudar a los conductores a prevenir estos siniestros; pero Volvo, un tradicional pionero en los sistemas de seguridad vial, ha demostrado estar muy avanzado con su sistema City Safe. Se trata de una función que, haciéndose valer de su radar, nos advierte ante la posible presencia de otros usuarios de la vía. City Safe opera a velocidades por debajo de los 50 km/h. Cuenta con funciones de alerta de colisión frontal, con una distancia de hasta 150 metros, y de detección de peatones, ciclistas y animales, que nos avisa con un haz de luz sobre el parabrisas e incluso frena automáticamente si a nosotros no nos da tiempo.

La tecnología está cambiando el concepto de coche para la ciudad. Hasta hace poco era el pequeño utilitario, de funciones sencillas y prestaciones limitadas. Ahora, con vehículos como el Nuevo Volvo V60, entendemos el vehículo urbano como aquel con el que podemos circular por sus calles de forma confortable y segura.